Alma de campeón
  • 13 de mayo de 2021


River rescató un punto de Colombia gracias a su corazón, por no rendirse nunca, por buscar siempre, a pesar de no jugar bien. El equipo del muñeco no pudo ser superior ni con los suplentes, ni con los titulares, pero tuvo su premio.



El empate lo deja prácticamente clasificado a octavos de final, le restan dos compromisos de local que River no debería tener dificultades para resolver. Está claro que los mejores son los titulares, y el recambio está uno o dos escalones abajo del 11 ideal. No entendí porqué reemplazar a Enzo Pérez con Ponzio y Zuculini, es decir, sale un cinco de manejo, del gusto y de acuerdo a las formas de Napoleón, de la identidad riverplatense, para que entren dos "picapiedras", tampoco estuvieron los clásicos creativos en la formación inicial, ni Carrascal, ni Rolheiser, ni De la Cruz fueron de la partida, y River lo sintió, faltó juego. Los tres nueves no tuvieron situaciones para lucirse, salvo lo poco que produjo Julián álvarez, Fontana no aparece, y Girotti tuvo una sola en la que no pudo marcar, difícil evaluarlo en este contexto, con un equipo tan suplente.
Ahora llega Boca, el escenario que más le gusta al muñeco, los clásicos, los mano a mano de eliminación directa, en los que hasta ahora es imbatible, el domingo tiene una buena oportunidad para seguir agrandando su leyenda frente a Boca, con un entrenador enfrente con el hasta ahora no pudieron vencerse, Miguel ángel Russo, que a partir de está semana puede pasar a ser una nueva víctima de la grandeza de Napoleón.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios