El microgate
  • 02 de noviembre de 2021


Riquelme debería aprender lo mejor que dejó el ciclo Bianchi en Boca dentro de su etapa de oro: perfil bajo y coherencia. La gestión de Román, en cambio, se caracteriza por tener un escándalo por semana y reina la incoherencia.



Riquelme hace bajar a los jugadores de Boca del micro tras perder 0-1 de local con Gimnasia de La Plata en la madrugada del domingo. El lunes, el DT y el capitán de Boca, Battaglia e Izquierdoz, se ven obligados a dar una conferencia de prensa para aclarar que está todo bien en el plantel después del microgate. Ruggeri liquida al vicepresidente de Boca por lo ocurrido en la bombonera, Román le contesta al día siguiente, en el medio aparece Tevez para hablar de Wanchope y su futuro político, todo esto ocurre a 24 horas de la semifinal de copa Argentina ante Argentinos Juniors, vital para clasificar a la Libertadores 2022. No parece ser el mejor camino para llegar a un partido tan decisivo....
Sebastián Villa será titular mañana, el mismo que era casi un innombrable hace pocas horas, el que le faltó el respeto al club, a sus compañeros, y al DT, el mismo que fue sancionado, y condenado a 50 días a pan y agua, entrenando separado del resto del equipo, a ese mismo futbolista Boca lo pone de titular mañana en una semifinal que define un semestre para bien o para mal, típico manotazo de ahogado, díganme si no es el reino de la incoherencia? Así vive Boca por estas horas, sin paz, envuelto en conflictos permanentes, en llamas, en ebullición, así es muy difícil trabajar tranquilo, tener éxito, consolidar un proyecto, y que las cosas te vayan bien, Riquelme debe saberlo, tuvo al mejor maestro, Carlos Bianchi, lo extraño es que hace todo lo contrario al Virrey. Riquelmismo en estado puro.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios