El optimista del gol
  • 07 de noviembre de 2021


Julián Álvarez se recibió de goleador, antes sólo metía golazos, ahora la mete también por olfato, por optimismo, por goleador. River fue pura eficacia ante Patronato, atacó cinco veces en el primer tiempo, y se fue al descanso ganando 4-0.



Ser de River es una fiesta. Núñez es una fiesta. Es un gran momento para ser hincha de River, la celebración de anoche en el monumental fue completa, desde la previa con el homenaje a los campeones de la Libertadores de 1986, con el Beto Alonso a la cabeza, hasta el casi campeonato con la goleada 5 a 0 a Patronato, ganando los próximos 3 partidos el elenco de Marcelo Gallardo será campeón dos fechas antes, evitando el morbo final de Defensa y Justicia más Atlético Tucumán en las dos últimas jornadas. River disfruta, River goza, vive festejando, desde el hecho de tener a Gallardo como entrenador, hasta el recuerdo permanente del 9/12/18 y el Bernabéu. Emulando el slogan del PSG, "París será una fiesta", la verdadera fiesta es Núñez en la República Argentina, el hincha millonario que va al monumental sabe que va a vivir dos o tres horas de felicidad, ocurrió con Boca, también en el clásico con San Lorenzo, lo mismo en la goleada frente a Argentinos Juniors, como en el baile a Patronato. El pagaré será levantado, Napoleón será campeón del fútbol local, habrá una nueva estrella, y potenciales vueltas olímpicas por este torneo, el trofeo de campeones con Colón, y quizás una nueva Supercopa ante Boca, si es que los de Battaglia triunfan en la Copa Argentina.
Sólo resta saber si el ciclo del muñeco continuará o concluirá en las fiestas de diciembre, mientras tanto hay que disfrutar a está nueva maquinita de Simón, Palavecino, Julián álvarez, Enzo Pérez, Casco, Armani, y compañía, si hasta Maidana ingresó hoy para que la noche sea completa.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios