El presidente y el ídolo
  • 23 de noviembre de 2019


Las reuniones entre las partes fueron siete aproximadamente. Un sector deseaba un proyecto, el otro estaba obsesionado por el dinero. El acuerdo, del que participó hasta el presidente de la Nación, estuvo muy cerca, pero el cash exigido fue demasiado.



La reunión clave fue en la zona norte del gran Buenos Aires. El presidente de la institución fue acompañado de su futuro sucesor. El ídolo lo recibió con su hermano y su mejor amigo. Tras los temas formales de rigor, el dueño de casa atacó: “me vinieron a buscar los tres candidatos, algo debo valer, vos no me vas a ofrecer nada?”, para luego aclararle al sucesor, que él sólo hablaría en el futuro con el presidente, al que instó a seguir en la vida del club, de todos los temas vinculados al fútbol,  incluidas las compras de jugadores en la etapa por venir. El dirigente se fue convencido que sería una fórmula ganadora para las urnas, pero imposible la convivencia futura. De todas maneras, ganó la necesidad de conservar el poder, y las negociaciones siguieron adelante.
Las reuniones comenzaron a darse con el representante del ídolo. Luego de una primer oferta rechazada de 100 mil dólares mensuales, se llegó a un acuerdo superador por el doble del monto inicial, si, 200 mail verdes, de los gringos, constantes y sonantes, sin que conste un contrato entre la figura y el club en cuestión, con todos los dolores de cabeza que ello generaba para la institución, eso pasó en un café de Nordelta. El número 1 del país, avaló desde Olivos lo sellado de palabra. Entonces, llegó la última exigenciadel lado del número 10, cinco millones de dólares, la mitad de lo acordado para los cuatro años de gestión, debía cobrarse ya, y en efectivo. Allí se cayó el arreglo. Después, solo después, aparecieron todas las cuestiones de piel, principios y convicciones. La realidad es que antes del salto de vereda, el presidente y el ídolo estuvieron muy cerca de llegar a un acuerdo económico. Espero les haya gustado esta ficción, cualquier correspondencia con la realidad, es fruto de su hermosa imaginación.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios