Gimnasia, un fierro caliente
  • 16 de septiembre de 2019


El efecto Maradona funcionó, Diego llenó la cancha, el equipo se mató en la cancha, y no fue superado por Racing. Más allá de esto, el equipo es muy limitado y salvarse del descenso será un verdadero milagro.



Otra verdad es que Diego liga y poco nada como DT. En su aceptable debut como entrenador del lobo, Arias se hizó el primer gol, le convirtieron apenas empató, y para colmo de males, en el final Spinelli y Garcia fallaron situaciones muy claras. Maradona no juega, fatalmente para Gimnasia de La Plata. Los números asustan, los rosaríamos se escaparon a 11 unidades, y además el equipo de Rondina, Arsenal, sigue ganando. El fixture, ni hablar, ahora toca ir a Cordoba, la cenicienta de la Superliga, y una semana después,  te visita el River de Gallardo, que en este nivel te puede masacrar. Los dirigentes no le consiguen un número 9, ni Diego, ni Guardiola, hacen milagros desde el banco. 
La Plata se revolucionó con la llegada de Maradona, se produjó un schock emocional y económico, pero el equipo volvió a perder. No da la impresión que le pueda sacar mucho más jugo a futbolistas como Guanini, Torsiglieri, Ayala, Mussis, Velázquez y Aleman. La situación es muy difícil. Por un lado fue hermoso llenar de amor a Diego, pero por otro lado, parece que Maradona se metió en un lío, y de los grandes, tan enorme que es posible que ni D10S pueda salvar a Gimnasia.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios