El presidente de San Lorenzo logró su cometido, perjudicar groseramente a Boca Juniors, beneficiando a su club, que obtuvo una victoria muy importante en la Bombonera para llegar a la punta. Creo que Marcelo firmó su partida de defunción a la AFA,



No podrá gobernar la calle Viamonte, quedo demasiado expuesto en su deseo de obrar en contra de Boca. Lo vieron todos: Ameal. Riquelme, Russo, Tapia, la propia Liga profesional, en nada cambiaba la prolijidad de la liga habilitando una postergación de 24 horas para este clásico, quizás parezca que ganó, cuando en realidad perdió, credibilidad y respeto, mucho y de muchos argentinos. 
Esto nada tiene que ver con San Lorenzo de Almagro, gran institución, con un equipo muy serio, bien construido por Polo Montero, triunfó por mayor jerarquía,  lo hizo con justicia, es puntero y protagonista del torneo, bienvenido sea. Los chicos de Boca mostraron calidad y dignidad, les faltó gol, dio la impresión que pueden jugar 5 partidos seguidos y no convertir ningún gol, triste pero real. Fabra marca tan mal, que hasta Gino Peruzzi es capaz de marcar un gol a su espalda, Boca cierra una semana muy difícil, afuera de la Libertadores 2021, también de la 2022 por ahora por la tabla general, conflictos con todo el mundo, y más allá de las malicias de la Conmebol y Tinelli, mucho para aprender en esta dirigencia novel, Ameal y Riquelme tienen que comprender que deben hacer mucho más de sí mismos para que Boca este arriba de todos, una semana para aprender y hacer autocrítica.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios