Explosivo




Inolvidable. Histórico. Maravilloso. Emocionante. Imposible que no rueden un par de lágrimas por cada mejilla. Que lindo EQUIPO, un orgullo para todo el país, un ejemplo para todos. Que hermoso es el deporte, que manera de disfrutar. Gracias Dios.

Carlos Tevez esperaba y merecía jugar el domingo en el Monumental. Su cara lo dijo todo, no podía más de la bronca. A pesar de todo casi define el clásico con un tiro libre. El capitán de Boca masticó furia el fin de semana y vuelve a pelear.

Imagino que Victor Blanco se debe cuestionar seguido, que fue lo que no le cerró del muñeco en aquel café en su hotel de calle Corrientes. Cinco años después, otro tipo, ya convertido en Napoleón, es su sombra negra.

El jugador llora porque se va. Boca deja marchar al corazón del equipo. El Cagliari contrata otro futbolista. Naihan varado en Montevideo. Todo demasiado desprolijo, vuelve?

Al cumplirse un nuevo aniversario de la derrota con Alemania en el Maracaná, sigo observando incrédulo, que la patria futbolera sigue eligiendo a Higuaín y a Rodrigo Palacio como chivos expiatorios de la caída.

Esta movida de protesta permanente de la AFA y la Selección Argentina tiene solamente tres beneficiados: Claudio Tapia, Lionel Scaloni y Lionel Messi, aunque a este último podrá costarle caro.

La puesta en escena de la AFA ya cansa, cartas y más cartas que no modifican nada. Mañana jugamos por el tercer puesto, y el domingo Brasil jugará la final con Perú. A enfocarse en Chile.

Su sobresaliente tarea en Perú pasó inadvertida en la AFA. Doce meses después del mundial de Rusia, cuando el Tigre esperó el llamado de Tapia, Perú va a jugar la final en el Maracaná, la Argentina sigue sin rumbo.

El 28 de junio de 2019 pasará a la historia como el día que finalmente Lionel Messi se decidió a cantar el himno nacional argentino. Porqué tardaste tanto Leo?