Explosivo




El rating comprobó que aquello que la Selección Argentina no engancha es una mentira, de falsedad absoluta. El rating de Argentina-Qatar igualó la audiencia de la final del Bernabéu.

Con Leo Messi, el mejor jugador del mundo en el 11 titular, lo que hace más fuerte el fracaso futbolístico. Con Cesar Luis Menotti, el sabio, en la oficina, tampoco funciona. Todo mal, desde Tapia a Scaloni.

Tapia, Menotti, Scaloni, Messi, Aguero y Di María son los principales responsables de la estrepitosa caída, una más, en Salvador.

En su estadía en Buenos Aires, Leo abrió su corazón cómo nunca en dos entrevistas. Buena noticia, conocerlo es bueno, lo acerca a los argentinos. Si leemos entre líneas, no le queda mucho en la Selección.

Por una vez seamos lógicos y justos en el fútbol argentino. Es un disparate que un equipo que terminó noveno en la Superliga y fue campeón de la copa pierda la categoría. Estamos a tiempo.

Esta vez la estrategia de Napoleón no funcionó. Todos sabíamos que Lodi, Nikao y Roni eran los tres futbolistas brasileños a marcar. River no tuvo respuestas.

La caída ante Rionegro Águilas de Colombia es una de las peores derrotas de la era Holan, junto a las derrotas con Deportivo Lara y Brown de Adrogue. Independiente tocó fondo.

El caso Zarate obliga a reformular derechos y obligaciones de ambas partes, jugadores e hinchas. Reformular un nuevo contrato social entre futbolista y simpatizante, siempre excluyendo a los mercenarios, los barras bravas.

Si fueron movidos los meses de noviembre y diciembre del 2018 en la Argentina por la final de la Libertadores, este año pueden serlo aún más. Si Boca y River acceden a la semifinal dirimirán el pleito el 23/10, cuatro días antes de la primera vuelta.

Sufrimos con Messi cuando juega en la Selección Argentina. Lo cortez no quita lo valiente. Lionel Messi es un extraterrestre jugando para el Barcelona, muchas veces es uno más con la celeste y blanca.