OPINIÓN




Son dos casos emblemáticos del escrache público y mediático, cada uno a su nivel. Creo que los dos dieron y dan mucho más de lo que se les reconoce.

Boca va por todo. Insiste por ganar la séptima en los escritorios del TAS. La final más larga del mundo, no terminó.

Los regresos forzados no sirven. Descansa, extraña, recupera las ganas de jugar en la Selección, y volve por la gloria.

Scaloni, Menotti, Burruchaga, Desio, Aimar, Placente, mucho nombre y poco ruido en la Selección Argentina.

Porque no se fueron antes muchachos?

El regreso de Sergio Martinez al cuadrilatero tras 6 años de ausencia fue uno de los hechas deportivos mas destacados del fin de semana. La verdad, pareció que Fandiño se subió más para hacer lucir a Maravilla que otra cosa.