OPINIÓN




El amistoso, muy amistoso por el nivel del rival, no tanto por la dureza de Honduras, sirvió para sacar conclusiones. Lisandro Martínez es un fenómeno, Papu puede ser una variante en determinados momentos de partidos, Julián es nueve, y Enzo......

El delantero de Huracán demostró una vez más en la bombonera que es un jugador para Boca: pícaro, guapo, tiene gol, carácter, "sucio", el uruguayo es lo único bueno que le pasó a Boca anoche, además de no perder el partido.

Desde las declaraciones del viernes chapeando sus buenos resultados en la bombonera, frase hoy convertida en meme, en el armado de un 11 inicial insólito, hasta los cambios fue el peor clásico dirigido por Napoleón.

Pipa Benedetto tuvo su tarde de resurrección. Cortó su racha sin meter goles en el partido y momento ideal, en el clásico con River. Fue su revancha después de los penales con Corinthians, la pelea con el consejo, y las piñas con Zambrano.

El arbitraje de Delfino fue pésimo, debió echar a Paulo Díaz en el primer tiempo con el partido 0-0, pero decidió mirar para otro lado. También pudo cobrar un penal en el último minuto de De la Cruz sobre Valenzuela, y dejó seguir.

No hubo partido. Fue un show de River para que Gallardo disfrute en el banco de suplentes cerca de su enemigo íntimo Beccacese. Fue la noche consagratoria de Solari, un pibe que la rompe, es feliz en River, y para mi gusto cancherea de más.

Mientras Cavani sigue diciendo que NO, el consejo negocia por Roger Martínez hace más de dos años, Benedetto sigue haciendo de las suyas, Tigre le formó a Boca un nueve espectacular que puede recuperar a fin de año.

Pusineri es sin dudas la persona más influyente hoy en la provincia de Tucumán, el milagro del fútbol es el responsable. El efecto Atlético Tucumán enseña que en la vida siempre hay que arriesgar, Lucas dejó a su familia en Buenos Aires por miedo ....

Boca ganó en Varela de casualidad, por accidente. El equipo de Ibarra jugó otro pésimo partido, sin fútbol ni actitud ganadora. No hay idea de juego, a pesar de lo declara el entrenador, ni convicción para salir a ganr de visitante.

A río revuelto, ganancia de pescadores. Agustín Rossi se convirtió a fuerza de atajadas, penales, y títulos, en el futbolista preferido del hincha de Boca. Así como en algún momento el pueblo boquense eligió a Benedetto, hoy ese lugar lo ocupa el 1.